Departamentos Elite

Año: 2013

Localización: Mérida, Yucatán.

Proyecto: Jorge Bolio, José Carlos Lavalle, Luis Peniche

Fotografía: Tamara Uribe

El edificio se desarrolla en un terreno rectangular de 85 x 40m aproximadamente, en la zona norte de la ciudad de Mérida, en el límite de dos áreas habitacionales de diferentes escalas y de gran crecimiento.

El volumen que contiene las unidades habitables se desplanta longitudinalmente al centro del predio para respetar las distancias entre los edificios contiguos, la coexistencia entre los futuros vecinos y la conservación de la mayor parte de la vegetación existente.

Veinticinco departamentos se desarrollan en un entramando estructural de 18 crujías transversales y cinco niveles. Las circulaciones horizontales y los bloques de circulaciones verticales se encuentran al sur de los espacios privativos para disminuir la incidencia solar hacia el interior de los departamentos. Cada uno de ellos cuenta con tres crujías de 3.60m, dos laterales con las áreas privadas y una central con el área social, las tres orientadas al norte para recibir la brisa fresca proveniente de la costa. En planta baja se encuentran los servicios del edificio, lobby, administración y las amenidades para los residentes, como terrazas y gimnasio. Al igual que cuatro departamentos con patios privados. Los departamentos tipo de 90m2 aproximadamente cada uno se encuentran distribuidos en los cuatro niveles superiores.

El proyecto planteaba la necesidad de optimizar los recursos y minimizar la inversión del cliente. La estructura modular del edificio y los claros de 3.60m permitieron la utilización del sistema constructivo tradicional de muros de block de concreto y losas de vigueta y bovedilla reduciendo el costo y los imprevistos de obra.

Cada planta del edificio se encuentra desplazada 3.60m de su nivel inferior. Este movimiento genera una aparente des organización de vanos y macizos, pero tiene un principio de orden claro, es una sola pieza que se desfasa de sus similares inferiores y superiores. Este movimiento permite una expresión formal dinámica haciendo uso de una sola fachada con el menor número de elementos y generando departamentos en los extremos con terrazas de diferentes alturas que brindan una diversidad de espacios a las demandas del mercado inmobiliario.